Comprar un coche conectado de segunda mano puede ser peligroso.

Comprar un coche conectado de segunda mano puede ser peligroso.

?El coche es muy inteligente, pero no lo suficiente como para saber quién es su dueño, así que no es lo suficientemente listo como para saber que ha sido vendido?, afirma en CNNTech (un área especializada en tecnología de la cadena CNN) un investigador de IBM que ha realizado un estudio con un resultado interesante.

Se trataba de saber si era seguro comprar un coche conectado de segunda mano. Según explican, el problema en algunos casos llega cuando, una vez vendido, el anterior dueño del vehículo puede seguir conectándose con el coche.

Y es algo preocupante teniendo en cuenta la cantidad de datos que manejan los sistemas de estos vehículos. Mucho más allá de poder abrir y cerrar el coche, o saber dónde se encuentra el vehículo a cada momento, el coche conectado en el futuro (y no tan futuro?) tendrá incluso acceso a datos bancarios de las personas que lo conducen? Estamos por tanto ante un problema serio.

El estudio fue realizado sometiendo a diferentes pruebas a vehículos de cuatro de las principales marcas del mundo. Descubrió que podía conectarse a los vehículos incluso una vez que los propietarios habían cambiado.

?No hay nada en el salpicadero que te diga ?las siguientes personas han accedido al coche?, describe. Durante la investigación, descubrió que no todos los concesionarios de las marcas que analizó contaban con un sistema que compruebe qué personas han tenido acceso al vehículo para, en caso de ser necesario, eliminarlas del sistema.

Un aspecto sin duda que necesita de una revisión importante por parte de los constructores.

Ver enlace: La Comunidad del Taller

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Más información